17 de junio de 2014

Las temidas grasas "trans". Peligrosas y demasiado habituales.

No sé vosotras... pero yo, tengo barriguita (y según qué día y a qué horas de la noche tengo barrigota). En mi afán de buscar alimentos que deshinchen o cuáles no comer para que no se acumulen ahí, acabé leyendo sobre las grasas trans o grasas saturadas.

Hace años que tengo la sana costumbre de leerme las etiquetas de los alimentos de arriba a abajo pero ahora que soy más consciente de lo que como, cada vez alucino más. ¿Sabéis que esas grasas están por todas partes?

Cuando un alimento pone que lleva aceites vegetales sin más, tened claro que son grasas saturadas.Suele ser aceite de coco, palma, girasol o maíz a los cuales se les añade hidrógeno para darles consistencia.

Se considera que 5 gramos de grasas saturadas diarias suponen un riesgo cardiovascular y, a lo que íbamos, son incompatibles totalmente con un vientre plano.

Y ahora viene lo peor...¿sabéis como llegar fácilmente a esa cantidad? Con una bolsa de patatas, una magdalena, tres galletas o una porción de tarta de manzana. ¿Qué os parece? Yo que soy fan de las magdalenas integrales de Mercadona :(






También están en las salsas industriales, mantequillas, bollería, quesos curados y embutidos.




En fin...ya no es sólo una cuestión estética, es una cuestión de salud. Leed bien antes de comprar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada